Maestro Manuel Lillo

Banda Sinfónica Municipal de Madrid

En 1959 ingresa por oposición en la Banda Sinfónica Municipal de Madrid como Requinto. Ha sido profesor solista del citado instrumento.

Sobre la Banda Sinfónica Municipal de Madrid

Madrid tenía una necesidad de Banda Municipal ya en el siglo XIX. En aquella época surgió un movimiento en pro de la cultura musical popular y muchas ciudades españolas siguieron el ejemplo de las europeas, creando agrupaciones populares de instrumentos de viento, siguiendo el modelo de las Bandas Militares, que habían sido completadas, perfeccionadas y ampliadas por la gran reestructuración que Napoleón efectuó en ellas.

El Marqués de Pontejos, Corregidor de la Villa y Corte, en 1.836, presentó un proyecto de creación que fue desestimado por sus colegas de la Corporación Municipal. Sin embargo - repetimos - otras ciudades españolas las habían creado con enorme satisfacción de vecinos y visitantes, alegrando el ocio de los ciudadanos y la solemnidad de actos oficiales.

Pasaron muchos años, y ya en 1.905 el Concejal D. Ramiro de la Fuente González, Marqués de Altavilla, presentó otro proyecto que tampoco tuvo aceptación, aún a pesar de la valiente y autorizada defensa que hizo ( era un gran aficionado y amaba sinceramente a Madrid ).

Con ocasión de un viaje que hizo a Valencia el Conde Peñalver - Alcalde de Madrid en 1.907 - acompañado por los Concejales Carlos Prats, Senra y Casanueva, tuvieron la oportunidad de escuchar a la Banda Municipal Valenciana, quedando entusiasmados y hasta cierto punto avergonzados. Posteriormente a esta visita, se propuso la creación de un Organismo sinfónico madrileño dependiente del Ayuntamiento.

La propuesta del Conde de Peñalver fue presentada y aprobada el 4 de Agosto de 1.908 por enorme mayoría, y seis meses más tarde, el día 1 de Febrero de l.909 se anunciaron oposiciones libres para cubrir las 88 plazas de que constaba la plantilla original. Posteriormente fue ampliada y modificada, desapareciendo algunos instrumentos como el Saxofón Contrabajo, que tanto llamó la atención en los primeros tiempos.

Después de varios meses de ensayo y adaptación de obras para aquella inusual plantilla, la Banda se presentó en el Teatro Español el día 2 de Junio de 1.909, alcanzando un éxito clamoroso. Este se repitió después en el Teatro Real, Paseo de Recoletos y un sinfín de lugares que aún no ha terminado.

Fueron los Directores que se nombraron para dirigir y organizar la plantilla, D. Ricardo Villa González y D. José Garay. El primero dirigía la Orquesta del Teatro Real, fue Director de las Bandas Municipales de Gijón y Santander. Ambos acordaron la singular plantilla de esta Banda que incluye cuerda grave con violoncellos y contrabajos, además del arpa y las familias completas de instrumentos - clarinetes, saxofones, flautas y todos los instrumentos de metal - Con este criterio, el conjunto sonoro además de completo y equilibrado ofrecía grandes posibilidades expresivas y tímbricas.

Desde aquel 2 de Junio de 1.909, la Banda ha actuado casi siempre en Madrid y sus distritos. Con poca asiduidad acude a otras ciudades habiendo ofrecido, no obstante, conciertos en Alicante, Albacete, Valencia, Bilbao, Barcelona, La Coruña, Málaga, Toledo y San Sebastián. También ha actuado en las ciudades de Bruselas y Maastrich.

Los Directores

El primer director de la Banda Municipal de Madrid fue el ilustre Ricardo Villa, compositor y maestro madrileño muy admirado por Sarasate, a quién dirigió más de una vez en sus actuaciones con orquesta. El primer subdirector era José Garay, y pronto pasó a serlo el clarinetista Miguel Yuste. Durante el primer decenio de existencia, Villa dirigió más de mil conciertos y durante el segundo, hasta 1930, novecientos, dando en primera audición más de un centenar de obras. Si nos fjamos en el repertorio interpretado (obras de Esplá, Respighi, Ravel, Mussorgski, etc.) se puede tener una idea del nivel que llegó a alcanzar la Banda ya por aquella época. Sin duda, la aceptación de un músico tan complejo para los oyentes de entonces como Wagner, se explica gracias a la labor desarrollada por la Banda en centenares de conciertos.

A Ricardo Villa le sucedió en la dirección de la Banda otro gran maestro, Pablo Sorozábal, que inició sus actuaciones en mayo de 1936, en vísperas de la guerra. En sus memorias Mi vida y mi obra, Sorozábal dedica páginas muy hermosas a la Banda, esforzada superviviente en aquel tiempo de tribulación y desamparo. A Sorozábal sucedió Manuel López Varela, el cual recibió la batuta del maestro interino José María Martín Domingo. El 20 de diciembre de 1944 se presentó en el Teatro Español con un programa del máximo nivel: Der Freischütz, de Weber; Dafnis y Cloe, de Ravel; Los pinos de Roma, de Respighi; El pájaro de fuego, de Stravinsky; danzas de La vida breve, de Falla; La canción de la maja, de Villa; y el preludio de La Revoltosa, de Chapí.

A López Varela que fue un magnífco transcriptor, sucedió Jesús Arámbarri, que nos ha dejado un conjunto de grabaciones muy necesarias para hacerse idea de la sobresaliente calidad de la Banda. Después de Arámbarri, fallecido, como López Varela, en acto de servicio, llegó el compositor castellano Victorino Echevarría, maestro de profunda formación cuya obra no es bien conocida. Tras Echevarría se hizo cargo de la Banda el maestro vasco Rodrigo A. de Santiago, compositor fecundo y de avanzada estética. Le sucedió Moisés Davia Soriano, albaceteño formado con fguras tan destacas en el mundo bandístico como Ricardo Dorado y el citado Echevarría. A Davia le sucede Pablo Sánchez Torella, que venía de la Banda Municipal de Valencia y de la Unión Musical de Liria, y fnalmente, en 1993, se incorpora a la Banda Sinfónica Municipal el prestigioso director Enrique García Asensio, perteneciente a una ilustre familia de músicos, asistente un tiempo del maestro Celibidache y con amplia carrera internacional. También es justo nombrar a subdirectores de la Banda como Julio Molina, Ignacio Hidalgo y el actual, Juan Foriscot, formado en Barcelona y en París.

En cuanto a los centenares de profesores que han pasado por ella, destacan personalidades tan notorias como Julián Menéndez, Manuel Lillo, Carmelo Bernaola, Jesús Villa Rojo, etc.

En la actualidad y bajo la dirección del Maestro Enrique García Asensio, como Director Técnico-Artístico, la Banda Sinfónica Municipal de Madrid ofrece un ciclo de primavera-verano en el quiosco del Parque del Retiro y otros dos denominados de otoño e invierno, en el Centro Cultural de la Villa de Madrid, ubicado en la Plaza de Colón y en el Teatro Monumental.

Web Oficial: http://www.esmadrid.com/bsmm

Administrador | ©2009 Maestro Manuel Lillo